¡Hola a todos! Hoy en este post te vamos a dar una receta de un bizcocho de leche condensada que está delicioso. Es perfecto para la hora del desayuno, para picar un trocito a media mañana, para acompañar de un buen café o para la merienda...¡La verdad es que va bien a cualquier hora!

Es muy sencillo de preparar y está muy bueno. ¿Qué vas a necesitar para hacerlo? Toma nota de los ingredientes necesarios para su preparación:


bizcoche de leche condensada



  • Leche condensada (Unos 300 gr )
  • 3 Huevos tamaño L
  • 3/4 de sobre de levadura química
  • 40gr de mantequilla derretida
  • 100gr de harina de trigo convencional
  • Mermelada del sabor que más te guste

A continuación te contamos como elaborar este fantástico bizcocho de leche condensada:

  1. En primer lugar coloca en un bol toda la leche condensada y ve añadiendo los huevos uno a uno mientras vas removiéndolo con las varillas. (Pueden ser las varillas eléctricas o las de mano).
  2. Una vez hecho esto, añade la mantequilla derretida también sin dejar de remover. 
  3. Ahora le toca el turno a la harina de trigo y a la levadura. No olvides tamizarlas para que no aparezcan grumos.
  4. Mezcla todo muy bien para que no quede ni un grumo.
  5. El quinto paso es poner el horno a precalentar a unos 180ºC y engrasar el molde en el que vamos a hacer el bizcocho. Puede ser de la forma que quieras, aunque queda genial en un molde de los de plum cake (de los que son alargados en forma rectangular).Engrásalo con mantequilla y espolvorea un poco de harina en su interior.
  6. Mételo en el horno aproximadamente unos 25 min y ¡voilá!.
  7. El último paso es dejarlo enfriar y presentarlo con un poco de la mermelada que hayas escogido por encima.
Es un bizcocho de leche condensada que está más que delicioso y a los niños les encanta. ¿Verdad que es muy sencillo de preparar? Esperamos que os haya gustado esta receta, y si es así no dudes en compartirla en tus redes sociales.

¡Hasta el próximo día!